Category Archives: Aventuras

Sobre viajes

No hay manera en la que un viaje no cambie a una persona.

A veces esa necesidad de salir corriendo de un lugar es justamente nuestra propia necesidad de salir corriendo de nosotros mismos; de huir de aquello en lo que nos hemos convertido; de romper con el tedio y el fastidio de ser quien somos. O tal vez sea sólo yo.

Soy feliz siendo quien soy, pero a veces uno cae en una especie de letargo amodorrado lleno de displacencia en la cual la mera inercia del pasar de los días me mantiene en este constante estado de “bienestar pasivo”. Y me desespero.

Así es que huí. Huí de todo. De la ciudad conocida, de la gente conocida, de mi vida conocida, de mi familia conocida, de mi lengua conocida, de mi yo misma conocida y me aventuré en el corazón de una tierra que me parece tan familiar que me he empezado a sentir hasta en casa.

Debo decir, y por favor no se ofendan, que Italia es mucho como México. La gente es calurosa y pasional, con una gastronomía excelente, y un clima algo incongruente. Los lugares destilan historia por los poros y es fácil pensar en lo que hubiera sido la vida 500 años atrás.

Camino las mismas calles que caminaron Michelangelo y DaVinci… y me dan ganas de… de… de todo; correr, brincar, gritar, llorar, tirarme en la calle y dormir, salir a caminar sin detenerme.

He descubierto un lado de mí misma que no conocía. Que me faltaba conocer. Y que me encanta.

A viajar se ha dicho.

Advertisements